El hecho de que situaciones similares se repitan revela un problema más profundo que va más allá de eventos aislados. La falta de educación emocional en nuestro país juega un papel crucial en la creación de un entorno propicio para la violencia. La incapacidad de comprender y gestionar las emociones puede llevar a la explosión de situaciones conflictivas, especialmente en contextos festivos donde las tensiones y las expectativas sociales pueden ser elevadas.

https://www.lanacion.com.ar/opinion/celebraciones-violentas-desafios-y-urgencias-en-una-sociedad-carente-de-educacion-emocional-nid11012024/